Es hora de dejar de fumar

Es hora de dejar de fumar

Usted puede ser una de las millones de mujeres que han dejado de fumar. Hoy en día hay más opciones que nunca para dejar este hábito. Dejar de fumar puede hacer que luzca y se sienta mejor. También es una de las mejores medidas que puede tomar por el bien de su salud.

 

 

Los peligros de fumar

 

Cada aspiración de humo de cigarrillo expone el cuerpo a más de 7,000 sustancias químicas. Cientos de estas sustancias son tóxicas y cerca de 70 son carcinógenas. A continuación aparecen algunas de las sustancias químicas que se encuentran en los cigarrillos:

• Nicotina: una droga sumamente adictiva
• Monóxido de carbono: un gas tóxico que se encuentra en los gases de escape
• Arsénico: un veneno que se usa en pesticidas

• Formaldehído: un carcinógeno bien conocido

El hábito de fumar o tabaquismo afecta a todo el cuerpo. Las sustancias químicas en el cigarrillo se transportan de los pulmones a la sangre. La sangre en las arterias las lleva entonces a todos los órganos del cuerpo. Cuando fuma, el daño al cuerpo ocurre inmediatamente. Fumar aunque sea un solo cigarrillo es peligroso. El hábito de fumar puede causar daño al cuerpo de las siguientes maneras:

  • Sistema inmunitario: Cuando fuma, los pulmones y los vasos sanguíneos se hinchan y se afectan adversamente. Esta inflamación constante impide que los tejidos sanen. El sistema inmunitario tiene entonces que combatir constantemente el daño del humo del tabaco. Al hacerlo, la debilita y le resulta difícil al cuerpo combatir otras enfermedades.
  • Cáncer: El hábito de fumar perjudica el ADN, las instrucciones dentro de las células que regulan el desarrollo de las mismas. Este daño puede causar cáncer. Casi un tercio de las muertes provocadas por cáncer están asociadas con el tabaquismo. El hábito de fumar puede causar o contribuir a desarrollar cáncer en muchos de los órganos del cuerpo, incluyendo la boca, la nariz, la garganta, los pulmones, el seno, el páncreas, la vejiga y el cuello uterino.
  • Enfermedad cardiovascular: El hábito de fumar cambia la química de la sangre, lo que puede dar lugar a niveles elevados de colesterol. Se pueden acumular depósitos de grasa, que se llaman placas, en las arterias y por ello aumentar el riesgo de sufrir un ataque cardíaco y un derrame cerebral.
  • Enfermedad pulmonar: El tabaquismo hace que se formen cicatrices en los pulmones y esto puede causar una enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), que es una enfermedad grave en que la persona tiene dificultad para respirar. Los fumadores tosen más y contraen infecciones como bronquitis y pulmonía más a menudo que los no fumadores.
  • Sistema reproductor: Para las mujeres, fumar puede contribuir a infertilidad. Fumar durante el embarazo aumenta el riesgo de sufrir varias complicaciones, incluyendo problemas con la placenta, bajo peso del bebé al nacer, ruptura prematura de membranas y parto prematuro. La menopausia en las mujeres que fuman tiende a ocurrir antes que en las mujeres que no fuman.Fumar también hace que luzca y se sienta que tiene más edad. Los fumadores tienden a arrugarse antes que las personas que no fuman. Los dientes y dedos pueden adquirir un color amarillento por el humo del tabaco. Debido a que fumar reduce la cantidad de oxígeno del cuerpo, la piel de un fumador puede aparecer pálida o gris. Los fumadores se cansan más fácilmente y no pueden mantener el mismo nivel de actividad física que los no fumadores. Todos estos factores pueden hacer que los fumadores luzcan años mayores de lo que son en realidad.Exposición pasiva al humoLa gente alrededor de un fumador puede presentar problemas de salud por estar expuesta al humo del cigarrillo, ya sea directa o indirectamente (a causa del humo y las sustancias químicas que se quedan en la ropa, los muebles y las alfombras). Cualquier tipo de exposición al humo del cigarrillo es dañina. En los niños, el humo de segunda mano puede causar prob- lemas graves de salud, incluyendo asma, infecciones pulmonares como bronquitis y pulmonía, e infecciones del oído medio. Los bebés expuestos al humo de segunda mano del cigarrillo corren un mayor riesgo de presentar el síndrome de muerte súbita del lactante.
Fuente: American College of Obstetricians and Gynecologists
Imagen: google

Post a Comment

WhatsApp chat